Satisfacer al cliente

Los servicios post-venta de las compañías consisten en todos aquellos esfuerzos después de la venta para satisfacer al cliente y, si es posible, asegurar una compra regular o repetida. Una venta no concluye nunca porque la meta es tener siempre al cliente completamente satisfecho.

En esta línea de trabajo, creemos que algunas de las recomendaciones a seguir son:

- Nunca se debe desatender a una persona que ya ha hecho una compra, es decir, a quien ya es cliente.
- Es interesante que se realice un seguimiento al cliente. Eso supone que al tiempo de haberse hecho con uno de los artículos, se le pregunte por su satisfacción con él.

En el servicio post-venta de Ramos Elevación ponemos a su disposición un departamento que gestionará cualquier incidencia originada tras la recepción del producto con el mínimo plazo de respuesta, como por ejemplo el asesoramiento en la instalación o solicitud de recambios u otro tipo de incidencia que pudiera surgir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*